loader image

EN

EN

EN

UN VIAJE EN LA HISTORIA

El Gran Hotel Taoro te abre las puertas a un viaje en el tiempo, un viaje más de un siglo atrás.
Vivirás la experiencia de alojarte en el que fue el primer gran hotel, al estilo más moderno y de lujo por entonces, en el conocido como Monte Miseria, en una privilegiada situación con impresionantes vistas al Océano Atlántico.

EL EDIFICIO

El Gran Hotel Taoro fue concebido a modo de gran hotel madre, su ubicación y su tamaño lo convirtieron en un punto de referencia básico en el paisaje del Valle de la Orotava.

Desde el punto de vista arquitectónico, el hotel se asemeja a los palacios del barroco francés, con un esquema cuadrangular perfecto en su planta, pabellones en torno a un gran patio central, dándole así un carácter intimista.

Destaca la simetría entre el edificio y el jardín en una transición suave , buscando la armonía entre la morada del huésped y la naturaleza.

“El vestíbulo da pie a un eje que atraviesa todo el edificio, luego se introduce en el jardín cartesiano para acabar en la avenida de las Sortijas, quedando, pues, el espacio dividido en dos partes iguales, cuya correspondencia en esencia es perfecta”.

El Gran Hotel Taoro fue diseñado siguiendo los modelos arquitectónicos más en boga en aquella época para grandes hoteles de lujo.

Contaba con 217 habitaciones que irradiaban confort, sin descuidar el más mínimo detalle. El salón, centro de atención de los visitantes, estaba adornado al gusto de la época de Luis XVI, maderas de caoba, mármol y porcelana fina, lámparas de cristal y murales propios del siglo XVIII francés.

Nuestro hotel fue pionero también en cuanto a la higiene de las instalaciones, contaba con agua corriente en todas las plantas, 20 W.C. y 10 cuartos de baños, un número excepcional para aquella época.

El Taoro fue además uno de los primeros edificios isleños con alumbrado eléctrico, con 390 lámparas en el interior y 6 arcos voltaicos en las fachadas y jardines.

LOS JARDINES DEL GRAN HOTEL TAORO

Uno de los atractivos más obresalientes del Gran Hotel Taoro son sus jardines, diseñados y creados hace más de un siglo y que te transportarán hoy a aquellos tiempos en tu viaje al pasado con nosotros.

Los jardines del “Taoro” se agrupaban en dos espacios diferenciados. En primer lugar estaba el jardín francés, que se extendía sobre el patio central del hotel y una primera franja del jardín exterior. Así desde las terrazas y ventanas del hotel se disfrutaba de una bella visión de parterres de flores y césped distribuidos geométricamente, setos, glorietas, un estanque y la primera cancha de tenis construida en las islas.

A continuación de este jardín central, una extensión de varias hectáreas ocupadas por un gran jardín inglés, en donde se distribuían los árboles, arbustos y flores de una manera expontánea.

Estos dos espacios quedaban divididos por un eje axial que partía del vestíbulo del hotel y, cruzando el patio central, enlazaba con un largo paseo: «el Camino de la Sortija”, donde se celebraba la famosa «Carrera de las Sortijas».

En los primeros 10 años de existencia del Gran Hotel Taoro se plantaron unos 12.000 árboles.

Tu visita al Gran Hotel Taoro te transportará en el tiempo, sentirás lo que este vergel interminable infundía en las almas de sus visitantes en el siglo pasado: emociones de libertad, belleza y armonía

LO QUE TE CONTARÁN LAS PAREDES DEL GRAN HOTEL TAORO HUÉSPEDES ILUSTRES

“si las paredes hablaran…”

Cuando cruces la puerta principal de nuestro hotel y a penas des unos pasos en su interior, entenderás por qué este lugar fue elegido hace más de 100 años por tantas personalidades ilustres.

Desde su apertura y a lo largo de su historia, el Gran Hotel Taoro alojó a diversas personalidades ilustres de la clases más pudientes y de entre las figuras más célebres de cada época.

Podrás dormir en habitaciones que disfrutaros personalidades como: el Duque Nicolás de Rusia en 1.887, los Duques de Mecklemburgo en 1904, el Rey Alfonso XIII de España en 1906, el Káiser Guillermo II de Alemania en 1909, los Reyes de Bélgica en los años
20, los Duques de Kent en 1938, la Duquesa de la Victoria en 1946, Álvaro de Orleans y Borbón en 1949 o los Marqueses de Villaverde en 1950.

Del mundo de la cultura, se recuerdan huéspedes tan ilustres como la escritora Agatha Christie ,que se alojó en el hotel en febrero de 1929, William R. Wilde, André-
Pierre Ledrú, naturalista francés, Marianne North, botánica y pintora, Sir Richard Burton, traductor de las obras eróticas orientales “Las mil y una noche” y el
“Kamasutra”, el dramaturgo y periodista Joaquín Calvo Sotelo,la poeta Dulce María Loynaz, ambos en 1947.

En aquella época, finales del siglo XIX y principios del XX, el Gran Hotell Taoro se convirtió en un centro cultural de primer orden, se creó por entonces la Bibloteca Inglesa, considerada por algunos autores ingleses como la: “la Biblioteca más importante fuera del territorio británico”

Experimenta la sensación de descansar en el escenario donde la “Dama del Misterio” terminó dos libros de relatos: “El tren azul” y “El enigmático Mr. Quinn”, en este último incluye la historia de “El hombre del mar” en el que se describen con gran nitidez algnos lugares del Puerto de la Cruz.

La fascinación de la famosa escritora por las Islas Canarias perduró durante más de 40 años.

LOGO GHTAORO REVISADO BLANCO_Mesa de trabajo 1

Contenido legal

Gran Hotel Taoro

Desde su inauguración en 1890, el Gran Hotel Taoro se instituyó como un elemento crucial en la Isla de Tenerife. Estableció las bases del turismo de lujo.

高薪工作平台

沒有高收入想換工作,可以看看我們的高薪職缺,官網https://www.special-work.com/,不用高學歷也能勝任,多勞多得高薪不是問題。

對自己的工作不滿意想跳槽,我們提供高薪工作機會,點擊台北找工作,工作時間自由安排,全職兼職都可以。